Aceite Bio Oil para las estrías: mi opinión

Las estrías me llevan acompañando años. Por eso, sigo probando productos que me ayuden a conseguir mi objetivo: erradicarlas. Y el último en sumarse a la larga lista es el aceite corporal Bio Oil.

Después de haber probado tantos, he de decir que he encontrado mi producto estrella, la crema antiestrías de Akento. En este enlace te doy mi opinión más detallada de ella. También he probado otros productos, entre ellos este de Bio Oil del que os traigo hoy mi opinión.

Aceite Bio Oil para las estrías: mi opinión

Desde que entré en la adolescencia han estado ahí, esperando para lucirse en cuanto llegara el buen tiempo. Con el paso de los años, me he acabado acostumbrando a su presencia y he aprendido a querer a mi cuerpo. Pero eso no quiere decir que no quiera reducir la presencia de estas marcas en mi piel.

Gracias a las vacaciones, he tenido más tiempo para ponerme manos a la obra y cuidarme. Así que me parecía un buen momento para darle una oportunidad a un cosmético del que llevaba mucho tiempo leyendo buenas críticas online (al fin y al cabo, se puso de moda entre las famosas hace unos años).

ESPECIAL BLACK FRIDAY Sólo estos días: 15% Descuento en Antiestrías y Anticelulíticos de la marca española Akento Cosmetics.

De esta manera, me dispuse a comprarlo y, en cuanto me llegó a casa, comencé con el experimento.

¿El resultado? Es lo que te cuento en esta reseña, en la que detallo mis opiniones desde la sinceridad, dejando siempre claro que no soy experta en la materia y que te hablo basándome en mi propia vivencia.

Mi objetivo es que tú misma puedas determinar si podría ser lo que estás buscando, o si es mejor que apuestes por otro tipo de cosmético, motivo por el que también te reseño brevemente una buena alternativa. Por tanto, sin más dilación, vamos a ponernos manos a la obra.

Bio Oil: una fórmula líquida para acabar con las estrías

Normalmente cuando pensamos en el cuidado de la piel, lo que se nos viene a la mente son las cremas tradicionales, de textura untuosa.

Por eso me llamó la atención este cosmético de Bio-Oil, un aceite corporal para mejorar el aspecto de la dermis, devolviéndole la elasticidad y reduciendo la presencia de estrías, manchas y cicatrices.

Te interesará: Las mejores cremas antiestrías durante el embarazo

Con este calor, me apetecía algo más ligero, fácil de extender y de rápida absorción, y así llegué a este producto.

En ese sentido, estoy encantada, puesto que al tacto es suave, muy líquido, de modo que se extiende sin ningún tipo de problema.

Abarca toda la zona que quiero tratar y no deja sensación pegajosa después de utilizarlo, ni brillos en el cuerpo, aunque hay que esperar a que se absorba un poco más de lo que me imaginaba en un primer momento.

En cuanto a las estrías y las cicatrices, actúa tanto sobre las marcas más recientes como sobre las antiguas.

Del mismo modo, reduce las arrugas y previene que salgan manchas. Pero, sobre todo, aporta una gran suavidad, dejando la piel sedosa e hidratada, para que luzca bien bonita.

Por ello, es ideal para dermis secas o desnutridas, mientras que quizá no esté igual de recomendada en aquellas de tendencia grasa, por lo que evita usar el aceite en zonas en las que tengas mucho sebo. Al menos, en mi caso ha sido mejor así.

Te interesará: Cómo tratar las estrías en el pecho para eliminarlas por completo

Fórmula

Estos efectos son gracias a sus compuestos, entre los que encontramos:

Aroma

Esto es importante, porque una de las más interesadas en usar este producto, las embarazadas, suelen tener problemas con los olores.

Y en este caso sí, el olor es demasiado intenso y a mí no acaba de convencer, aunque sé que es una cuestión de gustos.

Yo prefiero usar mi colonia de siempre, mucho más ligera y menos afrutada.

Esto puede ser otro inconveniente para las embarazadas, que son más sensibles a las fragancias, por lo que ten cuidado si este es tu caso.

Método de empleo

Como ya te he adelantado, el tipo de textura del aceite hace que resulte muy fácil de aplicar.

Su único inconveniente que debes de esperar un tiempo para que se absorba del todo, pues si te pones ropa rápido o te sientas en algún sitio, es posible que dejes todo un poco pringoso. De esta manera, ten un poquito de paciencia.

Más allá de esto, y si nos ponemos a hablar sobre la mejor manera de aplicarla, no tendrás que romperte demasiado la cabeza, dado que es tan fácil como con cualquier otro cosmético de este tipo.

Lo esencial es que te limpies bien la piel antes de echarla, usando mejor agua fría (que reactiva la circulación) y que la seques con una toalla, pero sin arrastrar, que podrías hacerte daño y fomentar la aparición de rojeces.

Por eso, no es mala idea que uses el aceite después de cada ducha.

Después, extrae un chorrito y extiéndelo con los dedos, realizando masajes en el área, para que el aceite se cuele por todos los pliegues y no te dejes ningún tipo de hueco entre ellos.

Debe impregnar bien las zonas afectadas, pues solo así lograrás mejores resultados.

No temas hacer algo de presión, pues de esta forma el aceite penetrará mejor por toda la superficie y hasta las capas más profundas de la dermis.

Respecto a la frecuencia, lo recomendado es aplicarla dos veces al día, preferiblemente con una distancia amplia de horas entre ellas, para no saturar la piel y dejar que vaya asimilando sus efectos.

Es decir, que como suele pasar con estos productos, lo mejor es echarlos una vez por la mañana al levantarte y otra por la noche, antes de acostarte.

Si hablamos de la duración del tratamiento, esta dependerá un poco de cada persona, pues las embarazadas es útil que la usen durante los nueves meses de gestación y los dos posteriores, mientras que en el resto de casos se recomienda usarla a diario durante un mínimo de tres meses.

Del packaging al precio, otros datos de interés

Antes de terminar la reseña de Bio Oil, tengo que pararme un momentito a hablar del formato, un aspecto en el que parece que solo nos fijamos por una cuestión de superficialidad.

Aunque muchas veces es así, tampoco me parece negativo, pues ¿por qué no íbamos a querer un envase que quede bien en nuestras estanterías?

De todas formas, este no es el aspecto esencial, pues el packaging también es importante a la hora de conservar el interior del producto.

En este caso, la verdad es que su diseño no me convence ni de una manera ni de otra.

Sus colores naranjas y blancos no me parecen demasiado bonitos, pero es que además al tratarse de un bote prácticamente transparente, los rayos del sol pueden perjudicar el contenido, por lo que debes guardarlo mejor en el interior del armario para que no se estropee el aceite.

Eso sí, al menos su dispensador es bastante práctico.

Por último, un tema que seguro que te interesa especialmente: el dinero que te va a costar hacerte con este producto.

Como siempre, depende de dónde lo compres, pero también del formato. El bote de 125 ml te sale por unos 15€ o 20€, mientras que el de 200 ml sale algo más rentable, pues su precio ronda los 30€.

El precio es el estándar en el mundo de la cosmética, aunque el problema que tiene es que al ser un aceite, se agota muy rápido. Pero, a pesar de todo, creo que está bastante bien y que merece la pena.

Mi opinión

Me gusta su textura, aunque no su olor. Pero lo más llamativo es que en poco tiempo se nota la piel más tonificada.

Encima, estos efectos aumentan y se prolongan cuanto más veces se usa. Por lo que la constancia se ve recompensada rápido.

Evidentemente, las primeras se reducen notablemente mucho más rápido.

Te interesará: Cómo quitar las estrías rojas

Respecto a las segundas, las que llevan ya meses o años asentadas en tu cuerpo, es muy difícil a estas alturas conseguir eliminarlas.

En éstas de color blanco es donde no he notado más que una leve mejoría. Y eso que llevo usándolo varios meses.

Por eso he decidido volver a mi crema de cabecera. Es a la que he vuelto siempre, porque al final es la que me ofrece los mejores resultados y a un precio realmente competitivo.

Mi alternativa de confianza: la crema antiestrías de Akento Cosmetics

En caso de que no te convenza lo visto, o de que prefieras usar una crema antes de un aceite corporal, en este apartado te voy a hablar de mi crema antiestrías preferida: el producto de Akento.

Para empezar, porque sus principios activos son eficaces y de origen natural, además de que su fórmula -sin parabenos ni irritantes- ha sido testada dermatológicamente, de manera que es apta para todo tipo de pieles, incluidas aquellas más sensibles o con tendencia a rojeces.

Además, también es adecuada para las embarazadas, pues no tiene ningún tipo de contraindicación.

En cuanto a los resultados que ofrece, son muy visibles en poco tiempo debido a que entre sus compuestos encontramos glicerina, vitamina E, Dragon Blood y Hydroxyprolisilane N.

Gracias a este combo, se aprecia la dermis suave tras cada uso y, en unas pocas semanas, la notarás más hidratada, lisa y unificada, con las estrías quedando muy difuminadas en un tiempo récord y con tu piel notándose especialmente sedosa al tacto.

Con este producto es con el que he notado unos resultados más fuertes en ese sentido, ya que es la crema que más me ha conseguido disimular estas marcas.

Es cierto que las más antiguas y asentadas no las elimina del todo, pero sí que quedan mucho más camufladas, que no está nada mal.

Y hasta aquí la review del aceite Bio Oil para las estrías. Espero que te haya servido para hacer una elección más acertada.

Te interesará: Remescar Estrías ¿Funciona?