Reina de Egipto: el aceite corporal de Alqvimia

En mi búsqueda por encontrar el aceite corporal perfecto no podía dejar de probar el Reina de Egipto lo más conocido de Alqvimia. El producto del que os hablo hoy. 

Y aunque me animé a utilizarlo por sus reseñas positivas, con tan solo usarlo una vez me di cuenta de que no era para mí. En cambio, con el Aceite Corporal de Akento fue amor a la primera aplicación.

Reina de Egipto: el aceite corporal de Alqvimia

Su textura me gustó, su aroma me enamoró, y su fórmula me conquistó.

Sus 14 preciosos aceites no tienen competencia, y su olor es mucho más agradable que el de Alqvimia. Y al ser más completo, cuenta con muchas más propiedades.

La pena es que lo conocí después de comprar el Reina de Egipto, sino no hubiese probado ninguno más.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Akento (@akentocosmetics)

Pero bueno, una vez que lo tenía en casa, tenía que usarlo para contaros mis impresiones. Lo que me gustó del aceite Reina de Egipto básicamente fueron dos razones. 

Más allá de sus propiedades, generales a este tipo de artículos que buscan recuperar la hidratación y suavidad de la piel, lo que me animó a probarlo fue el fundamento que le da origen. 

A diferencia de otros productos, el de la firma Alqvimia se inspira en el tratamiento alternativo de la aromaterapia.

Un rasgo bastante llamativo de una práctica que, en los últimos meses, está ganando cierta popularidad y que, todavía, no había podido probar. 

A rasgos generales, la aromaterapia busca promover el bienestar mental a través del masaje o la aplicación de aceites esenciales que poseen un aroma particular.

Esta práctica reduce el estrés, el dolor o, incluso, facilita conciliar el sueño. 

Te interesará: Los mejores aceites corporales que harán que te olvides de las cremas

El segundo motivo que promovió que lo compra fue su origen.

Este cosmético está inspirado en los tratamientos de belleza del Antiguo Egipto; unas prácticas que promovían que la piel de las reinas luciera espectacular; exenta de signos de la edad o manchas. 

¿Quieres saber si estos reclamos son ciertos? Entonces no te pierdas esta review.

Reina de Egipto: el aceite corporal de Alqvimia

Bajo una premisa 100% natural que respeta la naturaleza y la belleza, se crea este producto que sienta las bases del bienestar físico y mental a través del conocimiento alquímico y la aromaterapia. 

Envuelto en un sobrio y oscuro packaging se encuentra este fluido que busca nutrir, reafirmar y perfumar la piel con su aroma embriagador. 

Inspirado en la historia y las técnicas de cuidado de la piel de Egipto, en un inicio este artículo se denominaba Cleopatra, sin embargo, en su actual etiqueta está escrito Reina de Egipto. 

Y todos sabemos que Cleopatra era conocida por someterse a múltiples tratamientos para conseguir borrar el tiempo o las cicatrices de su piel. Sin embargo, no era la única. 

La mayoría de las reinas de esta región recurrían a este tipo de tratamientos con el objetivo de mantenerse bellas hasta su último aliento. 

Ese apodo deja patente la inspiración de Alqvimia por esos rituales de belleza que, hoy en día, siguen formando parte de la mayoría de las rutinas de belleza. 

Formulación y propiedades

A diferencia de otros, este cosmético cuenta con muy pocos ingredientes en su composición. Lo que significa que la proporción de cada uno es mayor. 

Una de las premisas de la firma es que sus productos están elaborados con componentes naturales.

Dato que se refuerza al leer que es un aceite esencial, es decir, que está formulado con el líquido que destilan diversas plantas. 

Esta extracción es lo que promueve que tenga una textura más ligera y, por tanto, que tenga facilidad para penetrar en todas las capas de la dermis y que se absorba de forma rápida sin dejar una sensación pegajosa sobre la piel. 

Retomando la lista de ingredientes, destacan -por su porcentaje- dos aceites: el de almendras dulces y el de naranja amarga

El primero es conocido por su función antiinflamatoria y su capacidad hidratante.

De hecho, suele recomendarse a aquellas personas con pieles secas o irritadas porque es capaz de nutrir (evitando la aparición de líneas de expresión) y, además, brindarle luminosidad. 

Mientras que el aceite de naranja amarga, -extraído de la cáscara de este cítrico- potencia la nutrición y suavidad de la piel.

También, destaca por su capacidad diurética, reduciendo la hinchazón, y afrodisíaca. 

Asimismo, está elaborado sobre una base de bálsamos de incienso y mirra, que busca mantener la piel joven y radiante.

Esto es posible gracias a su capacidad para prevenir el foto-envejecimiento y rejuvenecer la piel. 

Por último, destaca el benzyl benzoate que le proporciona ese aroma tan característico que promueve y activa el efecto de la aromaterapia. 

Para qué sirve y método de uso

Reina de Egipto sirve para nutrir la dermis y activar su propia regeneración, combatiendo los signos de la edad, manchas o cicatrices cutáneas. 

A la hora de utilizarlo es importante recordar la importancia de agitar el bote, para cohesionar sus ingredientes y estimular su efecto.

También es importante, tras echar unas gotas del producto en las manos, generar fricción para activar los componentes y, por tanto, facilitar que al extenderlo por la piel tenga una mayor eficacia. 

En cuanto a cuándo o cómo utilizarlo, los fabricantes recomiendan aplicarlo una o dos veces al día sobre la piel un poco húmeda.

Realizando suaves masajes circulares ascendentes que activen la propia circulación sanguínea, promoviendo que penetre con mayor facilidad. 

A la hora de utilizarlo puedes incluirlo en tu propia rutina de mañana.

Tras la ducha, aplícalo con suaves masajes empezando por los pies, acabando por los brazos y las manos. 

O, al contrario, puedes usarlo por la noche, antes de irte a dormir, para beneficiarte de sus propiedades relajantes.

E, incluso, si tienes la piel más seca o buscas un acabado rápido puedes aplicarlo dos veces al día. 

En mi caso, lo aplicaba antes de dormir y, tengo que reconocer que al día siguiente tenía la piel muy suave y con cierta luminosidad. 

Te interesará: Mi opinión del Golden Radiance body oil de Freshly Cosmetics

Opinión final del Aceite Reina de Egipto de Alqvimia

En mi opinión, este cosmético ideado para el cuerpo que ronda los 55 euros posee los mismos efectos que otro de menor coste.

Por los ingredientes que incluye -básicamente 4 aceites- y sus propiedades, creo que es demasiado caro, que no compensa, vaya.

Quizás este precio esté basado en las propiedades aromaterapeúticas del aceite, sin embargo, sus supuestos beneficios no son tangibles.

A mí concretamente su aroma no me agrada. Es demasiado ahumado y balsámico.

Esto es cuestión de gustos, por supuesto, y si te atrae el olor a incienso y a mirra este aceite será tu preferido.

Pero si no es así, es muy probable que no lo toleres, como me pasó la primera vez que lo usé.

Lo de que esté elaborado con ingredientes naturales es un plus, desde luego, pero actualmente cada vez más productos ofrecen esta ventaja.

En cuanto a resultados conseguidos a nivel dérmico, tengo que decir que no he visto mucha mejora.

No lo he usado durante mucho tiempo porque no aguantaba su olor a diario, pero aparte de algo más de suavidad y nutrición, no hace nada especial.

Tras pensar en los pros y contras…tengo mis dudas a la hora de recomendarlo. 

Creo que, si lo que quieres es un aceite de uso diario para hidratar, nutrir y sublimar, que huela increíble, no vas a probar nada mejor que el de Akento.

Es más económico y da mejores resultados, pues sus 14 aceites, extractos vegetales y algas ofrecen un cambio espectacular en la piel.

Te encantará su suavidad y brillo, que no había conseguido con tanta rapidez con otros productos de las mismas propiedades. Sin duda, es digno de ser probado.

Aquí tienes más info: Akento: ¿el mejor aceite para el cuerpo?

El aceite Reina de Egipto de Alqvimia está bien, pero el de Akento es el mejor. Nada más que añadir.