Coronavirus: ¿Es suficiente jabón normal o debo usar gel desinfectante?

Mientras la pandemia del coronavirus sigue causando bajas a nivel mundial y las autoridades mundiales extreman medidas para seguir evitando su propagación, la demanda de productos desinfectantes de higiene personal se ha disparado y en muchos lugares comienzan a escasear mientras que en otros su precio se ha disparado hasta un 800% en algunos casos.

Es por este motivo, en este listado actualizado de productos con stock para comprar podrás encontrar diferentes alternativas de desinfectantes hidroalcohólicos disponibles hasta el momento.

Coronavirus: ¿Es suficiente jabón normal o debo usar gel desinfectante?

La importancia de una estricta higiene personal

Con la rápida propagación del virus, seguir los consejos de la OMS y las autoridades sanitarias en cuanto a la higiene personal a cobrado una importancia fundamental.

Si bien el correcto lavado de las manos con jabón previene cualquier enfermedad infecciosa, la insistencia en esta práctica en este momento tan particular debe hacerse de forma estricta. No obstante muchas veces no nos encontramos en un lugar donde podamos hacerlo y es por eso que, contar con un gel desinfectante puede resultar un buen complemento.

Es importante aclarar que, el gel desinfectante NO reemplaza el lavado de manos ni viceversa, sino que son medidas complementarias. El gel desinfectante es ideal para llevar en el bolso, cartera o incluso en el vehículo para utilizar cuando nos encontramos en la vía pública y de esta manera podemos higienizar manos, utensilios o la superficie con la que entremos en contacto.

¿Es realmente efectivo el alcohol en gel para combatir el coronavirus?

Diversos estudios han comprobado que, cualquier gel desinfectante que tenga un contenido de alcohol mayor al 60% es efectivo para eliminar la mayoría de los virus, gérmenes y bacterias. Si bien en el mercado hay una gran variedad de geles, incluso con aromas y colores agradables para incitar a su uso, es importante comprobar que contenga la cantidad de alcohol necesaria para que sea realmente efectivo.

Este producto no es nuevo, fue creado en 1966 con el objetivo de contar con un medio para higienizar las manos en ausencia de instalaciones de lavado. Sin embargo no fue hasta 2009 que su popularidad se disparó con la aparición de la gripe H1N1. A partir de ese momento, los pequeños dispensadores de alcohol en gel aparecieron en todos lados con el fin de mantener la higiene y evitar cualquier tipo de infección.

El tipo de alcohol más utilizado en estos productos es el etanol, no obstante también hay versiones con isopropanol y N-propanol que son igualmente efectivos.

Es importante aclarar que para ser realmente efectivo, deben frotarse por las manos o superficie durante al menos 20 segundos. Sin embargo un uso abusivo y excesivo puede provocar irritación y eliminar el aceite natural de las manos, lo cual provoca resequedad. Debe utilizarse solo cuando no sea posible el lavado de manos.

Evitar en lo posible las versiones caseras de los desinfectantes, aunque algunas versiones pueden ser potencialmente efectivas, también pueden resultar muy agresivos para la piel.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos o aplicar alcohol en gel?

El lavado de las manos debe realizarse antes y después de cada comida así como el lavado de los utensilios que se vayan a utilizar. También cada vez que estornudamos o tosemos. En caso de que esto ocurra en un lugar público, se recomienda aplicar el alcohol en gel.

Cada vez que utilicemos el inodoro, sea el de nuestro hogar, el de otra persona o sea uno público, es importante higienizar las manos.

Es importante saber que el lavado de manos debe durar aproximadamente 40 segundos, y que la aplicación de gel, debe ser de unos 20 segundos. Ambas medidas son complementarias y una no reemplaza a la otra. El gel, si bien es efectivo para eliminar virus y bacterias, no quita la suciedad de las manos. De la misma manera, el agua y el jabón eliminan la suciedad y las bacterias, pero no matan los virus. En este sentido, lavarse las manos sin jabón o hacerlo a la ligera, no las higieniza de forma efectiva.

En caso de haber estado en transportes o lugares públicos o en contacto con gran cantidad de personas y no contar con alcohol en gel en el momento, evitar tocarse con las manos ojos, nariz y boca hasta no lavarse las manos correctamente.