Cómo eliminar las ojeras con ácido hialurónico

Si la mirada es el espejo del alma, ¿por qué no cuidarla como se merece? Aunque muchas veces el estrés, la falta de tiempo para descansar correctamente o una mala alimentación hacen que aparezcan esas molestas manchas oscuras bajo los ojos.

Por eso te vengo a hablar de una gran solución para eliminar las ojeras: el ácido hialurónico.

Cómo eliminar las ojeras con ácido hialurónico

En el caso de que uses dos o tres cosméticos con propiedades antiedad, seguro que ya habrás oído antes hablar de este componente de origen natural y capaz de mejorar la retención de agua en los tejidos, motivo por el que resulta muy útil a la hora de rejuvenecer la dermis y, también, de acabar con las horrorosas marcas negras.

Debido a que tiene diferentes maneras de aplicarlo en la zona del contorno de los ojos, me voy a parar a analizar ambas, con sus ventajas y desventajas correspondientes, para que luego tú valores cuál se adapta más a tus necesidades.

Asimismo, te voy a explicar por qué se producen las ojeras y que es en realidad el ácido hialurónico, de manera que no te quede ningún tipo de duda al respecto.

¡Seguro que con esto en mente, podrás encontrar la solución perfecta para ti!

¿Qué son las ojeras y por qué motivos aparecen?

Para comenzar, vamos a adentrarnos en la raíz del problema. Es decir, las causas que desencadenan que se formen ojeras en nuestros rostros.

Aunque no hay un motivo único, pues lo habitual es que se produzcan como acumulación de diversos factores.

Uno de los más sencillos de identificar es la falta de sueño, pues al no descansar bien, la piel tampoco reposa y se deshidrata, perdiendo elasticidad y brillo.

Lo mismo sucede cuando se está estresada, ya que esta ansiedad tiene también consecuencias nocivas en la piel, que se vuelve más frágil.

Sin embargo, el principal motivo es que exista una predisposición genética. Por lo que sí, se podría decir que las ojeras son hereditarias.

La realidad es que lo que se hereda es una pigmentación mayor o el tener una piel más fina, que hace que los vasos sanguíneos se noten más a través de la dermis y, por tanto, se aprecien manchas oscuras -con un tono azulado- cuando venas y arterias están más dilatadas.

A su vez, la alergia puede degenerar en ojeras, pues las reacciones alérgicas normalmente dilatan los vasos sanguíneos del contorno de los ojos (por eso se quedan tan rojos cuando sufres estos problemas) y eso nos lleva a un círculo vicioso de rascado que, a su vez, daña la piel y hace que se inflame.

Además, un estilo de vida poco saludable fomenta la presencia de estas manchas, sobre todo el consumo excesivo de alcohol y/o de tabaco, pero también el abuso de determinados alimentos.

A continuación, te explico qué debes evitar para que disminuyan.

Y el ácido hialurónico... ¿qué propiedades tiene?

6

Por mucho que hayas visto su nombre aparecer en cantidad de etiquetas de productos, es lógico que no tengas una idea especialmente clara de lo que es el ácido hialurónico, ni de qué manera actúa exactamente en las capas de tu dermis.

En el ámbito de la medicina se conoce como glucosaminoglicano, aunque a la industria cosmética no llegó hasta mediado de la década de los 90.

A partir de ese momento, se ha convertido en un absoluto imprescindible gracias a sus interesantes propiedades contra el fotoenvejecimiento.

Respecto a su manera de actuar, lo que hace es atraer e impedir que desaparezca el agua de los tejidos.

Vamos, que es un gran humectante que ayuda a mantener la piel sana y elástica, así como a evitar que se produzca un deterioro o envejecimiento prematuro de las distintas capas de la dermis.

Como se encuentra de manera natural en los tejidos y órganos de nuestro organismo -no solo en la epidermis, pues también podemos dar con él en el líquido sinovial, los tejidos conectivos o el cartílago-, la piel se adapta muy pronto a él y apenas tiene contraindicaciones.

Aunque, ojito, porque a partir de los 50 años, su presencia disminuye hasta la mitad.

Esto hace a los cosméticos con este componente tan útiles y recomendables especialmente una vez superada la barrera de los 35.

Pero también existen otras maneras de aplicarlo, como vamos a estudiar a continuación.

Las distintas maneras de utilizarlo

4

En el caso de la cosmética, el ácido hialurónico suele ser muy habitual en productos como cremas o serums, que lo contienen mediante síntesis.

Es decir, que lo que hace es permitir que el producto penetre mejor en la piel y se mezcle con el componente que ya se encuentra en la dermis de manera natural.

Aquí te explico más detalladamente cuál es su función.

Este tipo de tratamiento se considera terapia externa, es poco invasivo y requiere de una aplicación diaria para que funcione.

Es importante aplicarlo correctamente, por eso en este post te cuento cómo se debe hacer para cosechar todos sus beneficios.

Entre sus ventajas, más allá de una hidratación en profundidad que mantiene la elasticidad de la piel, se encuentra la de promover la creación de colágeno y, por tanto, rellenar y reducir las arrugas.

También te gustará La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo.

Si quieres conocer las mejores opciones, echa un vistazo a los mejores contornos de ojos del mercado. El contorno de ojos de Nezeni Cosmetics es el que más me gusta por sus beneficios.

Por su parte, las terapias internas estás más especializadas y actúan en las capas más profundas del contorno de ojos gracias a que se introducen mediante inyecciones.

5

En este último caso, también suele ser útil a la hora de tratar patologías de las articulaciones, ya que le devuelve el volumen perdido a la zona.

Para una zona u otra, puedes elegir entre los geles reticulados -que son más densos y, por tanto, sus efectos son más prolongados en el tiempo- o los no reticulados -que solo aguantan tres meses, ya que son bastante más volubles-.

Todos actúan creando una malla que ayuda al correcto funcionamiento de los tejidos.

Aunque estos son los dos usos más habituales, también se puede encontrar en complementos alimenticios -útiles para regenerar los cartílagos- y sirven para hacer frente a la cistitis intersticial o a los problemas vaginales relacionados con la llegada de la menopausia.

Pero, ya centrándonos en lo que realmente nos importa, vamos a explicar brevemente cómo puedes utilizarlo para acabar con las ojeras.

Cómo eliminar las ojeras con este tratamiento

No hay duda de que el glucosaminoglicano es muy útil para tratar distintos problemas de la piel.

Pero, ¿qué lo hace especialmente interesante a la hora de eliminar las ojeras? En el caso de las cremas, que es capaz de mejorar la densidad de los tejidos cutáneos y de rellenar la dermis, aumentando su grosor y, por tanto, haciéndola más resistente a los factores externos y menos transparente.

Mientras, las inyecciones lo que hacen es algo parecido, ya que crean una barrera entre la piel y los vasos sanguíneos, lo que fortalece la piel e impide que se transparente el color de los vasos sanguíneos.

Y, además, rellenan los surcos bajo el ojo que aumentan la sensación de tener ojeras.

Como ya hemos explicado que existen dos maneras principales de aplicar este componente en la piel, que son las cremas o las inyecciones, vamos a ver qué ventajas y desventajas presentan ambos casos:

Las cremas con ácido hialurónico

Su principal ventaja es la comodidad, ya que solo debes proceder a aplicarla como cualquier otra crema o serum que utilices habitualmente.

Es decir, limpiando el rostro, extendiéndola con un suave masaje circular y dejando que se absorba.

Aunque para notar sus efectos hay que tener más paciencia, ya que suelen empezar a ser visibles tras varias semanas de uso diario.

No olvides que aquí la constancia es otro factor clave, ya que solo podrás apreciar su eficacia si la aplicas día sí y día también.

El precio también dependerá mucho del producto, ya que puedes dar tanto con cremas que rondan los 10€ como con otras que se acercan a los 50€.

Estas son algunas de las mejores opciones: la popular crema de Mercadona, y el contorno de Clarins.

Más allá del desembolso, debes tener en cuenta lo que cunda el bote, el formato del packaging (si es airless, mejor), la textura, el olor y, por supuesto, los resultados que consiga.

Las inyecciones

En este caso, tendrás que acudir a un cirujano, pero a cambio los efectos se notarán antes, como a la semana de pasar por quirófano, una vez comiencen a desaparecer los pequeños hematomas causados por las inyecciones.

Pero, tranquila, ya que el tratamiento, a pesar de lo que pueda parecer, es bastante indoloro, puesto que las pequeñas inyecciones no resultan muy molestas y la intervención dura apenas 20 minutos.

Respecto a la eficacia, si se hace en las ojeras menos marcadas logrará que se vayan para siempre, pero si eres un caso complicado quizá tengas que repetir con una segunda dosis.

Lo bueno es que los resultados duran bastante, pues dependiendo del tratamiento pueden sostenerse hasta ocho meses, que es cuando el producto comienza a ser reabsorbido por el cuerpo.

Eso sí, prepárate para hacer una inversión importante de dinero, ya que el precio dependerá mucho de la cantidad de inyecciones que necesites, aunque por norma general suele variar entre los 150€ y los 400€.

¿Existen efectos secundarios derivados de su uso?

Como siempre, la respuesta se puede resumir en un depende.

Y en este caso más que nunca, ya que las posibles contraindicaciones variarán en función de cómo aplicar el ácido hialurónico.

Eso sí, ya te adelanto que por norma general no genera efectos secundarios nocivos.

Lo único que debes cuidar es en caso de que sufras alergias, pues en ese caso hay que ir con más cuidado.

De todas formas, las cremas son bastante suaves con la piel y no suelen dañarla, pero en el caso de las inyecciones, al ser un tratamiento bastante más agresivo y potente, podrías sufrir desde ligeros enrojecimientos hasta la aparición de pequeños bultitos, así como algunos dolores en los días posteriores.

Para evitar toda consecuencia negativa, lo mejor es que sigas una serie de indicaciones.

Por ejemplo, que hidrates la zona todas las mañanas y noches durante mínimo una semana antes de la intervención.

Después de pasar por las inyecciones, tendrás que aplicar frío en la zona durante unas 48h. Además, no te expongas a los rayos solares hasta que las marcas de tu piel desaparezcan.

En todos los casos, si tienes dudas, consulta a un especialista. De la misma manera, en cuanto notes alguna molestia, acude a la consulta de tu médico de cabecera, que será quien mejor pueda ayudarte en estos casos.

Otros consejos para acabar con las manchas oscuras bajo tus ojos

Es posible que pienses que no se puede hacer nada para acabar con esas malditas ojeras. Seguro que has intentado un puñado de mascarillas especializadas o remedios caseros sin el resultado que esperabas.

Es normal, ya que la realidad es que estas manchas no desaparecen así como así.

Pero no te rindas todavía, ya que quizá hay trucos que no conocías.

Por ejemplo, que dejar de fumar es muy beneficioso también para esto, pues el tabaco fomenta que aparezcan ojeras. Además, intenta dormir unas ocho horas al día y descansa de manera adecuada.

Más allá de los clásicos, intenta llevar una dieta rica en potasio e incluye en tu alimentación frutas como el plátano o la papaya u hortalizas como el tomate y el brócoli.

Y es que este mineral electrolito se encuentra de manera natural en la sangre y permite eliminar el exceso de líquidos, algo que también conseguirás reduciendo tu consumo habitual de sal.

Trata de dedicar un rato todos los días a limpiar tu rostro y refrescar la zona del contorno de los ojos, ya sea con compresas de agua fría o con bolsitas de té/ rodajas de pepino que hayas dejado previamente en la nevera.

Además de acabar con la suciedad de la zona, esta última opción tiene propiedades calmantes muy beneficiosas.

Por último, hidratar con gel de aloe vera o con unas gotitas de aceite de almendra reconstituye las células de la zona, devolviendoles parte de su elasticidad e hidratación perdidas y haciendo que la piel se vea en mejor estado.

Aunque mi consejo siempre va a ser que acudas al ácido hialurónico ya que, como hemos visto, va a ser tu mejor aliado.

Para terminar: mi recomendación personal

Con todo lo que hemos repasado, ya solo me queda hacer énfasis en lo eficaz que resulta el ácido hialurónico a la hora de tratar muchos problemas estéticos en la piel, incluidas las molestas ojeras.

Espero que con este artículo te quede claro qué es y cómo funciona, al menos lo suficiente como para que le pierdas el miedo.

Si no tienes claro por dónde empezar, dale una oportunidad a alguna crema, que seguro que te ayuda a reducir su presencia a la vez que hidratas la piel.

Pero, si quieres algo más directo y visible, lánzate a por las inyecciones de relleno, aunque no dudes antes consultar con especialistas.

De una manera u otra, estos métodos de ácido hialurónico te ayudarán a eliminar las ojeras y a recuperar el frescor y la confianza en tu mirada.

También hemos probado otros ingredientes para cuidar el contorno de ojos, como la manteca de karité, aquí tienes nuestra experiencia.