La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo

Envejecer trae consigo muchas cosas buenas: madurez, conocimiento, serenidad, independencia económica... pero las patas de gallo no son algo para celebrar precisamente.

Aunque el envejecimiento es algo completamente natural para el cuerpo, no estamos entusiasmadas por ver como el paso del tiempo hace estragos en nuestra piel.

La guía definitiva para prevenir y eliminar las patas de gallo

Como mujeres, a menudo se nos ha enseñado a esforzarnos por tener un aspecto eternamente joven y, a veces, reconocer el estigma que se esconde detrás del envejecimiento, aprender sobre medidas preventivas y averiguar las mejores formas de tratar las arrugas puede ser útil.

¿Qué son las patas de gallo?

Las patas de gallo se forman cuando el músculo circular alrededor de los ojos se contrae -el músculo orbicularis oculi- y luego provoca estas líneas de tracción perpendiculares donde los músculos se insertan en la piel.

Los gestos que provocan que este músculo se contraiga son bizquear, entrecerrar los ojos reír y sonreír; algo que casi todas hacemos a diario.

Por eso la edad a la que empiezan a aparecer es muy variable, puede estar entre los 20 y los 40, aunque la mayoría empiezan a ver pequeñas líneas que no desaparecen a mediados de la treintena.

Y una vez que se forman, ni todas las cremas, contornos, ni correctores del mundo podrían ser lo suficientemente potentes para revertir estas arrugas alrededor de los ojos, así que la prevención es tu mejor apuesta.

Pero incluso si ya has pasado ese punto, hay esperanza, así que no te desesperes.

Voy a hablaros de todos los métodos que hay para prevenir o minimizar su aparición.

Reducir los movimientos repetitivos

6

Para tener conocer un poco cómo se forman estas arrugas, imagina un clip. Cuando se dobla ese clip hacia un lado y hacia el otro, al cabo del tiempo, el clip se romperá.

Pasa lo mismo con tu dermis. Los movimientos repetitivos que causan un plegado en tu piel pueden romper las fibras de colágeno y elastina de la piel y causar arrugas en esta zona tan delicada.

El mayor culpable: sonreír. Sonreír es un gesto repetitivo, y es probable que sonrías varias veces al cabo del día.

Todo el mundo sonríe de manera distinta, pero las personas que usan los músculos junto a sus ojos cuando sonríen, obviamente tendrán patas de gallo antes que las personas que no lo hacen así.

Aunque por supuesto, sonreír es una acción que transmite alegría y es una forma maravillosa de expresar la felicidad, así que no debes limitar tu sonrisa sólo porque puede causarte patas de gallo en el futuro.

Otro de los gestos que provocan estas líneas es entrecerrar los ojos por el sol o para ver mejor. Y al igual que en esa analogía del clip, el entrecerrar los ojos continuamente hace que las fibras de colágeno y elastina se rompan y se formen arrugas.

Utilizar cremas para el contorno de ojos en tu rutina diaria

5

Utilizar una crema para el contorno de ojos es una de las medidas más sencillas y efectivas que hay tanto para prevenir las patas de gallo, como para minimizar su presencia una vez formadas.

En este post te enseño todos los beneficios del contorno de ojos.

Pero hay que dar con el producto adecuado para que pueda hacer bien el trabajo.

¿Cómo saber si un contorno es eficaz? Fijándonos en su INCI -lista de ingredientes-.

Los activos importantes deberán de estar en los primeros puestos, y estos son:

He preparado para ti una selección de los mejores contornos de ojos del mercado, y uno de ellos reune todos mis requisitos: el contorno de ojos de Nezeni Cosmetics.

Utiliza estos cosméticos a diario, mañana y noche, para conseguir unos resultados espectaculares.

Aquí tienes explicada la mejor forma de utilizarlos.

Dormir boca arriba

4

Aunque el sueño es una de las cosas más esenciales para mantener nuestra piel suave y radiante, irónicamente, podría ser responsable de la aparición de algunas líneas.

Cuando apoyamos la cara en la almohada, a veces nos movemos un poco arrastrando la piel, y eso causa más arrugas.

La mejor forma de dormir para evitar las arrugas es boca arriba, pues así no vamos a apoyar la piel del rostro en ningún sitio.

Obviamente, esto es algo muy difícil de cambiar, pues cuando dormimos no somos conscientes de que nos giramos y damos la vuelta.

Pero lo que sí podemos hacer es cambiar nuestra funda de almohada por una de un tejido más suave, como el satén o la seda. Así, nuestra piel podrá deslizarse con menos resistencia y la tez no se estirará demasiado.

Usar protector solar a diario

3

La primera medida preventiva para evitar las patas de gallo sería utilizar un protector solar a diario para prevenir el daño por rayos ultravioleta y el envejecimiento prematuro.

Lo ideal es que sea de SPF 30 o superior, y que proteja de los rayos UVB y UVA.

Ponerse gafas de sol para salir a la calle, y graduarse las gafas de ver para no tener que entrecerrar los ojos también son medidas adecuadas que todas podemos tomar.

Exfoliar la piel regularmente

La exfoliación es otra importante medida preventiva, pero también ayuda a minimizar las patas de gallo que ya se han empezado a formar.

La exfoliación funciona eliminando las células cutáneas muertas de la capa superior de la piel, llamada epidermis, dejando a la vista la nueva capa resplandeciente.

Esto también añade volumen a la epidermis, ayudando a suavizar las líneas.

Incluir alimentos ricos en antioxidantes en la dieta

Somos lo que comemos. Por eso es recomendable comer frutas y verduras ricas en antioxidantes, como los frutos rojos, los cítricos y las hortalizas de colores variados.

Pero ten en cuenta que esto es solo una ayuda. Dado que son líneas dinámicas causadas por las expresiones faciales, no desaparecerán ni siquiera con la mejor de las dietas.

Peelings de ácido glicólico o tratamientos con láser

2

Si necesitas sacar la artillería pesada, puede que sea el momento de visitar a un dermatólogo. Las recomendaciones pueden ir desde el peeling con ácido glicólico, hasta diferentes tratamientos con láser.

Para empezar con algo suave, comienza con una exfoliación. Puedes que ya lo hayas probado en casa, pero en la consulta de un especialista utilizan una concentración de ácido mayor -entre un 20 y un 70%- , y por lo tanto, conseguirás mejores resultados en muy poco tiempo.

El uso de ácido glicólico ayuda a promover el crecimiento de nuevo colágeno, lo que también añade volumen a la dermis. Este método puede ayudar a suavizar las líneas de reciente formación.

El ácido glicólico es el más popular en los peelings, pero también hay otros ácidos que pueden ayudarte si tu piel es sensible.

En cuanto a los tratamientos con láser, lo que hacen básicamente es crear micro-heridas en la piel para que el cuerpo reaccione creando más colágeno para reparar esa herida. El Fraxel 1550 es uno de ellos, pero no es el único.

Utilizar Botox como medida preventiva

1

Mientras que el Botox puede parecer un último recurso para deshacerte de las patas de gallo, puede resultar de ayuda, incluso como medida preventiva.

Los neuromoduladores de baja dosis como el Botox, Xeomin, Jeuveau, o Dysport pueden prevenir la formación de las líneas en el área de los ojos. El procedimiento es muy sencillo y sus resultados duran alrededor de 3 o 4 meses.

Si le tienes miedo a las agujas, puedes probar la toxina botulínica tópica. Tiene los mismos resultados que la forma inyectable, pero sin dolor.

Sin embargo, hay que tener cuidado, pues el Botox tiene sus efectos secundarios: moretones, hinchazón y asimetría.

Para conseguir los mejores resultados, asegúrate de acudir a los mejores profesionales cualificados para que te realicen el tratamiento.

La toxina botulínica es un tratamiento que no se recomienda a las mujeres embarazadas, o que hayan sufrido una parálisis facial, hasta que los efectos de esta desaparezcan.

Probar el Microneedling

En la consulta del dermatólogo hay varios procedimientos de Microneedling que lo que hacen es crear micro-heridas para estimular la formación del colágeno, y por lo tanto, minimizar la aparición de las patas de gallo.

Lo mejor es que acudas a tu dermatólogo para averiguar qué tratamiento funciona mejor para ti. Cada tratamiento debe personalizarse para adaptarse a las necesidades de tu piel.

Conclusión

Las patas de gallo son algo natural. Si sonríes y te ríes lo suficiente como para desarrollar finas líneas alrededor de tus ojos, ¡entonces definitivamente estás haciendo algo bien!

Pero querer mantener la piel más suave alrededor de esa área no es un crimen. Sólo recuerde una cosa: el cuidado preventivo es clave para evitar su desarrollo.

Fuentes de referencia:

Archives of Plastic Surgery - Usefulness of Gold Thread Implantation for Crow's Feet ClinicalTrials.gov - Clinical Trial to Evaluate ANT-1401 in Crow's Feet