Somatoline Anticelulítico: mi opinión

Sin duda, Somatoline Anticelulítico es uno de los productos más solicitados en las farmacias y parafarmacias de nuestro país.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea "el mejor". De hecho, mi opción favorita es el Anticelulítico de Akento por varias razones. Más abajo te lo cuento.

Somatoline Anticelulítico: mi opinión

Pero vamos a centrarnos en Somatoline por el momento. De entrada promete afinar la silueta en apenas 10 días y sin esfuerzo, ya que su acción lipolítica tiene lugar mientras duermes.

Su maquetación con esos tonos verdes que evocan a los hospitales y el aroma medicinal lo dotan de seriedad.

Y es que, además de estar dermatológicamente testado, cuenta con un certificado de eficacia clínicamente demostrada.

Su alta concentración en sustancias drenantes y reafirmantes lo convierte en un anticelulítico que merece la pena probar.

Y eso he hecho. Ahora conocerás de primera mano mi opinión.

Te interesará: El mejor anticelulítico del mercado

Somatoline Anticelulítico ¿Realmente funciona?

La clave de su eficacia reside en la lipólisis.

Esto es, sus principios activos movilizan los acúmulos de grasa localizada mediante la activación de la microcirculación para después quemarlos.

Igualmente, favorece la eliminación natural de los líquidos retenidos a través del drenaje linfático.

Todo ello promete reducir el volumen corporal y tensar la epidermis con el fin de que la apariencia grumosa, típica de la piel de naranja, remita.

De la mano de su efecto térmico frío-calor conseguirás reducir varios centímetros en el contorno de los muslos, de las caderas o del abdomen.

Aunque el fabricante promete que los primeros resultados son visibles en 10 días, la realidad es que hay que esperar algo más.

A partir de las 2 semanas ya apreciarás una mejoría y si prosigues con el tratamiento durante todo un mes, sin faltar ningún día a tu rutina, los resultados serán evidentes.

Te interesará: Cómo eliminar la celulitis de piernas y gluteos

También puedes combinarlo con su reductor de manera que desplegará sus activos en aquellas zonas en las que no existe celulitis.

El reductor de Somatoline suprimirá la grasa subcutánea proporcionándote una figura más moldeada al tiempo que previene el llamado efecto caída o lo que es lo mismo, la aparición de nuevos adipocitos.

Ingredientes

El anticelulítico de Somatoline presenta una alta concentración de cafeína y de otros ingredientes de acción lipolítica, drenante y reafirmante.

De toda su INCI o lista de ingredientes merecen tu atención los que siguen:

Te interesará: ¿Sabías que hay más de un tipo de celulitis? Descúbrelo aquí

¿Cómo debo aplicarlo?

A diferencia de otros anticelulíticos, en este caso bastará con una aplicación diaria para comenzar a observar cómo afina tu silueta y mejora el aspecto de tu piel.

El fabricante recomienda que esta aplicación sea por la noche para hacer coincidir su acción con la regeneración natural de la piel.

Lo ideal es que te lo apliques después de una ducha tibia.

Así, con la piel limpia y seca, y los poros dilatados por efecto del vapor, al anticelulítico le resultará más sencillo penetrar hasta las capas más profundas de tu piel para trabajar.

Vierte una cantidad generosa en tus manos y repartela con las yemas de los dedos realizando un ligero masaje, sin ejercer mucha presión.

Los movimientos circulares ascendentes facilitarán su absorción. Al cabo de apenas unos minutos podrás vestirte para dormir.

Al principio sentirás frío. Pasados unos segundos aumentará el calor, seguido de una sensación de hormigueo.

No te asustes, esta sensación remitirá en unos 30 minutos o en algo menos de tiempo.

¿Tiene contraindicaciones?

No se han registrado contraindicaciones y, de hecho, lo pueden utilizar tanto mujeres gestantes como en período de lactancia.

Si te hallas en cualquiera de estas situaciones y tienes dudas, te aconsejamos que antes de aplicarte este anticelulítico lo consultes con tu médico.

Inconvenientes

Pese a su eficacia no es un producto milagro y no va a erradicar tu piel de naranja de forma definitiva, menos aún si no eres constante en su administración.

Los expertos coinciden en la necesidad de seguir un estilo de vida activo y saludable en el que la práctica regular de actividad física y una dieta baja en sal y grasas sean la nota dominante.

En este sentido, primar los alimentos ricos en vitamina C y en potasio, así como alternar los ejercicios de cardio, de resistencia y de fuerza con otros específicos para combatir la celulitis te será de gran ayuda para apreciar resultados en menos tiempo.

También lo puedes complementar con estos remedios caseros, entre los que destaca el vinagre de manzana.

En cuanto a los puntos débiles de este anticelulítico en concreto, debemos señalar que está desaconsejado para las pieles sensibles.

Algunos de sus ingredientes se comportan como irritantes en este tipo de pieles y pueden desencadenar picor, escozor y/o enrojecimiento en las zonas de aplicación.

Por otro lado, su envase en forma de bote es otro aspecto a mejorar.

No resulta muy higiénico, dado que favorece que los microbios u otros contaminantes accedan al interior y puedan interferir en el desempeño de su contenido.

Mi opinión de Somatoline, ¿lo recomendaría?

Me gusta su buena relación calidad-precio, lo ampliamente disponible que está y los resultados que ofrece.

Sin embargo, al tener piel sensible no la considero una buena opción para mi, ya que no me gustan nada algunos de los ingredientes que contiene.

Me decanto más por el gel anticelulítico Akento. Te doy más motivos a continuación.

Te interesará: Cupping: ventosas para eliminar la celulitis ¿Funcionan?

Gel anticelulítico Akento Cosmetics, la mejor opción

La solución para combatir la piel de naranja de la marca española es mi primera opción porque su eficacia está igualmente demostrada clínicamente y carece de tóxicos y parabenos.

Es apta para todo tipo de pieles y si eres perseverante la mejoría es apreciable a las pocas semanas.

Además, su envase airless optimiza la dosis de aplicación y evita la contaminación.

Su absorción es rápida y no solo carece de efectos secundarios, sino que mejora notablemente la calidad de la piel.

Otros productos similares que he probado son: la crema de Shiseido, Thiomucase, o la crema de Mercadona.

Con este gel dirás adiós a la celulitis al tiempo que hidratas y proteges tu piel de los agentes externos. Sin duda, la mejor alternativa a Somatoline.