Vinagre de manzana para la celulitis ¿Funciona?

¿Sabías que el vinagre de manzana es uno de los remedios que se llevan usando durante décadas para eliminar la celulitis?

Parece un simple aderezo, pero el vinagre de manzana tiene muchos usos. De hecho, por si no lo sabías, es un aliado imprescindible para combatir uno de los problemas estéticos que más afectan a las féminas: la celulitis.

Vinagre de manzana para la celulitis ¿Funciona?

Aunque librarse de ella es más complicado de lo que nos gustaría, lo cierto es que existen muchas cremas, tratamientos y remedios que pueden ser de gran utilidad para reducirla o, incluso, eliminarla.

¿Quieres saber más? Aquí te contamos qué es y qué provoca la celulitis, cómo usar el vinagre de manzana y te damos algunas recomendación que te ayudarán a potenciar el efecto de este remedio casero.

¿Qué es la celulitis y por qué aparece?

Es una inflamación del tejido subcutáneo. Cuando la grasa se acumula debajo de la piel, se forman unos nódulos de grasa que, poco a poco, van aumentando su tamaño hasta trascender hasta las capas superiores.

Es entonces cuando aparecen unas protuberancias en la epidermis que hacen que la piel tenga un aspecto irregular, rugoso y acolchado muy similar al que tiene la piel de una naranja (por eso también se llama así).

Son muchas las causas que pueden provocar su aparición y no siempre tiene que estar relacionada con el sobrepeso; es decir, aunque estés delgada, también puedes tenerla, no tiene nada que ver.

Los cambios hormonales, el estrés, el sedentarismo, la herencia genética, la retención de líquidos y unos hábitos de vida no demasiado saludables son algunos de los principales factores que provocan su formación.

¿Qué tipos de celulitis existen?

No toda la celulitis es igual. Existen 3 clases diferentes: dura, blanda y edematosa.

La primera, la dura, es más compacta. Aunque a simple vista puede que no se vea, cuando pellizcas la piel, sale a la superficie.

Esta celulitis suele aparecer por genética, es decir, si tu madre la tuvo, lo más probable es que te pase.

La blanda, sin embargo, es más flácida y da a la epidermis un aspecto más fofo. Además de los factores genéticos parece ser que la mala circulación también tiene mucho que ver en su aparición.

Es más, puede incluso ir acompañada de edemas y varices.

Y, por último, está la celulitis edematosa, de aspecto acolchado, que está estrechamente relacionada con los cambios hormonales que se producen en la pubertad, el embarazo o por tomar anticonceptivos.

La retención de líquidos y la mala circulación son los principales culpables de su aparición.

Pero, una vez que aparece, ¿cómo se puede combatir? Las cremas, los tratamientos estéticos y remedios como el vinagre de manzana son especialmente eficaz para luchar contra esta afección.

El vinagre de manzana para la celulitis

El vinagre de manzana es un ingrediente obtenido mediante la fermentación de los azúcares del zumo de manzana o de la sidra, que tiene numerosos beneficios para el organismo.

Contiene vitaminas A y B, ácidos grasos esenciales, ácido acético y algunos minerales como fósforo, flúor, silicio, boro, calcio, magnesio, potasio, azufre, sodio, zinc o hierro.

Es rico en bioflavonoides y pectina, con un alto contenido en fibra.

Aparte de mejorar la digestión y la circulación, detoxifica el hígado, controla el colesterol y el apetito y equilibra los niveles de ácido del organismo, evitando así que estén demasiado altos y repercutan en nuestra energía.

También ayuda a eliminar la acumulación de grasa, las toxinas y el exceso de líquido, por lo que está especialmente indicado para el tratamiento de la obesidad y la celulitis.

Destruye los depósitos de grasa para que sean expulsados más fácilmente a través del torrente sanguíneo y el sistema linfático.

Te interesará: Los mejores remedios caseros para luchar contra la celulitis

¿Cómo usarlo?

El vinagre de manzana se puede usar de dos formas; por vía oral o tópica.

Aunque es más eficaz si se ingiere, no todo el mundo soporta ese sabor tan intenso, aunque, por suerte hay algunas formas de reducir para que no sepa tan fuerte.

Vía oral

O lo que es lo mismo, bebido.

Se puede tomar una cucharada de vinagre de manzana sola o si lo prefieres, lo puedes disolver en agua.

Un truco para que no se te olvide es que añadas dos cucharadas a una botella de agua de 2 litros y medio y vayas bebiendo a lo largo del día.

Puedes endulzarlo un poco añadiendo edulcorante o una cucharada de miel.

Así el sabor te resultará más agradable y ya no tendrás excusa para disfrutar de todos los beneficios que te brinda este multifacético ingrediente.

Si no quieres andar a cuestas con la botella de agua, te puedes disolver 2 cucharadas en un vaso de agua y tomarlo por la mañana.

El efecto es muy parecido al que consigues con el agua tibia y el limón.

Vía tópica

Si ni con esas eres capaz de beberte este preparado, entonces es mejor que lo apliques directamente sobre la piel.

En este caso, te recomendamos que mezcles más o menos una cucharada con tu crema hidratante o con el aceite corporal que sueles usar a diario.

Te interesará: Review del Golden Radiance Body Oil de Freshly

Para potenciar su efecto, te aconsejamos que lo extiendas con un masaje enérgico con movimientos circulares y ascendentes para destruir los depósitos de grasa y estimular el drenaje linfático para eliminar las toxinas y los líquidos.

Este masaje, además, reactiva la circulación sanguínea y oxigena los tejidos, algo muy necesario para mantener la piel sana y evitar posibles problemas como la celulitis o las estrías.

Eso sí, ten en cuenta que el vinagre de manzana en ningún caso sustituye a las cremas anticelulíticas.

Los remedios caseros funcionan hasta cierto punto y mejoran el aspecto de la celulitis, pero no son tan efectivos.

Las cremas anticelulíticas están especialmente desarrolladas para aportar una acción lipolítica y reductora más intensa.

Contienen ingredientes como cafeína, L-Carnitina, centella asiática, ruscus, fucus o Castaño de Indias que favorecen la combustión de la grasa y estimulan el metabolismo y el sistema linfático.

En resumen, aunque el vinagre de manzana es uno de los remedios más populares para combatir la celulitis, te aconsejamos que lo combines con anticelulíticos.